Entrevista a Jochen Wulff

Fuente: Ambito financiero (Diciembre 1, 2000) 


“Estamos comprometidos con la suerte de la agricultura argentina” 

Entrevista exclusiva con Jochen Wulff, director de la división agrícola de Bayer .

Jochen Wulff es director de la División Agrícola de Bayer en el mundo desde 1993.

Periodista: Aunque el sector agropecuario argentino elevó sostenidamente su producción y su nivel tecnológico durante la última década, en este momento confronta problemas serios de rentabilidad y estrechez financiera.  ¿Cómo evalúa usted sus perspectivas y, en consecuencia, las del mercado de los productos fitosanitarios de Bayer Crop Protection?

Respuesta: Es evidente que las circunstancias especiales que se dan en Argentina, tales como los precios bajos de los commodities, las adversas condiciones climáticas de los últimos años y la crisis brasileña, han conducido al sector agrícola a una difícil situación.  En ese marco, la declinación del mercado de los productos fitosanitarios, que ha disminuido un 30% su valor en los últimos años, refleja principalmente dos cosas: 1), la rápida adopción de la soja RR por el productor argentino impuso el glifosato como herbicida, desplazando a los herbicidas residuales.  2), las dificultades financieras que esta sufriendo el sector demoran la cancelación de las deudas contraídas por los productores en los últimos dos o tres años.  Pero, pese a que la situación es seria, tenemos que evitar caer en un excesivo alarmismo.  Un gran número de productores está controlando la situación, y podrán sobrellevar las dificultades.

Nosotros aún vislumbramos un enorme potencial en el mercado que ayudará a los productores a incrementar su rentabilidad.  Si miramos, por ejemplo, las aplicaciones de los fungicidas en trigo o soja, la Argentina está aun lejos de desarrollar el total potencial de sus cultivos.  Nosotros estamos apoyando a los productores para que comprendan que protegiendo a sus cultivos contra enfermedades o plagas, incrementarán cantidad y calidad, lo cual se traducirá en un aumento de su rentabilidad.

  Pregunta: Las variedades de origen biotecnológico resistentes a herbicidas e insectos han introducido cambios importantes en las estrategias de protección de cosechas.  ¿Cómo imagina la evolución de esa relación entre biotecnología y agroquímicos? 

R: La principal arremetida de la biotecnología agrícola ha sido hacia los llamados input traits, que confieren resistencia a las enfermedades y plagas o tolerancia a herbicidas, y pueden reemplazar la protección convencional de los agroquímicos en algunas áreas.

Sin embargo, nosotros sentimos fuertemente que los productos químicos continuarán jugando un papel dominante en la agricultura.  El potencial de la biotecnología agrícola va mucho más allá de los problemas involucrados con la protección de los cultivos.  Los output traits, que comprenden las sustancias con valor agregado específico para la salud humana o convenientes para determinados procesos agroindustriales, ofrecen grandes ventajas y por ello mayores oportunidades para el mercado que los input traits puros.  No consideramos que la adquisición de compañías semilleras sea vital para el futuro.

La biotecnología realza considerablemente el valor de las plantas.  De acuerdo con esto, lo más importante será protegerlas de las enfermedades y plagas durante las primeras etapas de su crecimiento.  Las semillas OGM necesitarán una protección química de alta calidad, y es precisamente ese escenario el que representa una mejor oportunidad de mercado para nosotros.

P: ¿Hacia qué rumbos se orienta el trabajo de investigación y desarrollo de nuevos productos fitosanitarios en Bayer?

R: Las actividades de Bayer en relación con los fitosanitarios están fuertemente orientadas hacia la investigación. 

El requisito fundamental para el exitoso desarrollo de nuestro negocio de fitosanitarios es y será un sobresaliente programa de investigación, capaz de generar productos hechos a medida para resolver los problemas con que tropieza la agricultura.  

Estamos cooperando con jóvenes compañías especializadas en biología molecular, bioquímica y bioinformática para dilucidar genes, proteínas y funciones en plantas, hongos e insectos.  Usamos la información obtenida de esta manera para buscar nuevos mecanismos de acción.

P:  La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) aprobó en 1999 la versión definitiva del “Manual sobre el desarrollo y uso de las especificaciones FAO en productos para la protección de cultivos”, que persigue conciliar eficacia de los productos, susceptibilidad de la producción, y seguridad sanitaria para los consumidores y aplicadores.  ¿Cómo evalúa esta normativa global desde la perspectiva de la industria agroquímica?

R: Estamos totalmente comprometidos con los principios de cuidado responsable y uso seguro de los productos fitosanitarios.  En este sentido, es importante tener reglas legales que aseguren y controlen la calidad y la seguridad de los productos fitosanitarios, garantizando un marco legal que ofrezca una justa competencia en el mercado.  El objetivo de esta regulación debe ser satisfacer el compromiso que tenemos con el medio ambiente, con la seguridad de los usuarios y los consumidores, así como la seguridad de los alimentos.